Atención centrada en la persona

Atención adaptada a las necesidades de cada persona

Nuestro modelo de servicio permite establecer el tipo de prestación que necesita cada persona en función de su perfil y sus necesidades. Para ello contamos con un sistema de valoración propio que establece la intensidad de servicio —el número de llamadas de control, la tecnología que se adapta mejor a su situación y el acceso a programas preventivos o de intervención— que necesita cada persona usuaria.

De esta forma, intensificamos la atención de quienes están en situación especial de riesgo o vulnerabilidad y evitamos la sobreprotección en aquellas personas en las que sea más recomendable fomentar su autonomía, realizando a través del servicio una acción preventiva.

Este modelo ha sido diseñado y registrado por Tunstall Televida y ha contado con el asesoramiento y la validación científica de la Fundación Salud y Envejecimiento Activo de la Universidad Autónoma de Barcelona.


Plan de atención personalizado

A través de un instrumento de valoración propio y específico del servicio de teleasistencia se establece el nivel de apoyo y prestaciones que necesita recibir cada persona usuaria, definiendo así su Plan de Atención Personalizado.

Además, se incluye una valoración específica de las capacidades de la persona usuaria, con el objetivo de determinar si ésta precisa de algún tipo de medida de accesibilidad para recibir el servicio.


Valoración continua

Para adaptar, a lo largo de la prestación, el Plan de Atención Personalizado a las necesidades y preferencias de la persona, se realiza una valoración en el momento del alta y revisiones continuas durante la permanencia en el servicio. Estas revaloraciones continuas se realizan de forma periódica, cuando se detectan situaciones de riesgo o bien cuando el sistema alerta de patrones de comportamiento anormales.

 

 


Casos de uso

Apoyo básico

Perfil de la persona usuaria:

María tiene 82 años. Cuenta con una buena red de apoyo social, vive con su marido y se relaciona con sus amigas del barrio, además cuenta con el apoyo de sus hijos que viven cerca.  No tiene ningún problema de salud destacable, solo hipertensión arterial y dificultades en la movilidad que la obligan a usar bastón fuera de casa. Su vivienda no tiene barreras arquitectónicas y está equipada con calefacción de gas y vitrocerámica.

María quieres seguir viviendo en su domicilio con su marido pero, aunque es una persona autónoma, se encuentra en una situación de fragilidad asociada principalmente a la edad avanzada, por lo que en ocasiones se siente insegura.

Plan de atención personalizado:
  • Atención reactiva en caso de necesidad o demanda.
  • Seguimiento telefónico moderado desde el centro de atención de teleasistencia.
  • Campañas de envejecimiento activo y promoción de la salud. Áreas recomendadas: prevención de caídas, prevención de timos y estafas, agenda sociocultural, alimentación saludable y equilibrada, etc.

Apoyo medio

Perfil de la persona usuaria:

Juan tiene 78 años. Vive solo pero es una persona muy sociable y tiene muchas amistades en el barrio. Además, cuenta con el apoyo de sus hijas, aunque viven en municipios diferentes y no pueden verse con frecuencia. En los últimos tiempos su salud ha empeorado, tiene hipertensión arterial y diabetes y ha sufrido 2 caídas en casa este último año. Su piso no tiene barreras arquitectónicas y está bien acondicionado, pero  Juan ha sufrido incidentes en la cocina, ya que se le ha quemado la comida por dejarla olvidada en el fuego.

Juan quiere seguir viviendo en su domicilio, pero quiere hacerlo con la seguridad que si se cae de nuevo o tienen alguna emergencia recibirá ayuda inmediatamente.

Plan de atención personalizado:
  • Atención reactiva en caso de necesidad o demanda.
  • Seguimiento telefónico medio desde el centro de atención de teleasistencia.
  • Detector de caídas y de humo.
  • Programa de prevención de caídas.
  • Campañas de envejecimiento activo y promoción de la salud. Áreas recomendadas: prevención de caídas, prevención de timos y estafas, prevención de riesgos en el hogar, riesgos de la automedicación, cuidado personal.

Apoyo alto

Perfil de la persona usuaria:

Carmen tiene 70 años. Ejerce de cuidadora de su marido, que vive con ella y tiene deterioro cognitivo y Grado III de dependencia. 

Tiene poco apoyo de su entorno en las tareas de cuidado y salud está empezando a resentirse. Tiene artrosis, y un estado emocional decaído.

Carmen está preocupada porque su marido se levanta por las noches sin avisar y teme que pueda caerse. Ella quiere seguir viviendo con él en casa, pero le gustaría contar con apoyo emocional y tener la seguridad de que si tiene una emergencia va a recibir ayuda.

Plan de atención personalizado:
  • Atención reactiva en caso de necesidad o demanda.
  • Seguimiento telefónico intenso desde el centro de atención de teleasistencia con teleoperador de referencia.
  • Detector de ocupación de cama y encendido automático de luces.
  • Asesoramiento y recomendaciones sobre cuidado de personas con deterioro cognitivo y autocuidado, así como para mantener la mente activa.
  • Campañas de envejecimiento activo y promoción de la salud. Áreas recomendadas: prevención de accidentes en el hogar, promoción de la auto-estima, gestión de emociones, etc.

Cómo funciona

Más información

Prestaciones

Más información

Modelo de servicio

Más información

Lifeline Smart Hub

Más información

Myamie

Más información

Lifeline Vi / Vi+

Más información